Claudio Pizarro agiganta su leyenda en la Bundesliga

El peruano Pizarro marcó el empate de Werder Bremen ante el Dortmund y le dio una mano en la pelea por el título al Bayern Munich, su ex equipo.

Claudio Pizarro sigue inflando las redes alemanas. Por la Jornada 32 de la Bundesliga, Werder Bremen caía como local por dos goles ante Borussia Dortmund. Sin embargo, a los 60 minutos, El Bombardero de Los Andes ingresó al campo de juego y guio a su equipo hacia la igualdad, sellando el 2 a 2 definitivo al 74′.

PUBLICIDAD

Su gol no sólo fue celebrado por los aficionados verdiblancos, que sostienen la ilusión de jugar la próxima Europa League, sino también por los bávaros, que podrían gritar (hepta)campeón la próxima semana.

Cabe recordar que, hace tres meses, el Bremen le dio otro duro golpe al Dortmund, del cual Pizagol formó parte: por la Tercera Ronda de la DFB Pokal, ambos equipos igualaron 3-3 en Signal Iduna Park, pero el visitante se impuso por 4 a 2 desde los penales. El atacante peruano marcó uno de los goles de su equipo, y también acertó desde los doce pasos.

SUS NÚMEROS

(Fuente: @werderbremen en Twitter)

Pizarrinha marcó por primera vez en suelo alemán el 12 de septiembre de 1999, con 20 años, 327 días y la misma camiseta que luce hoy en día. El pasado 16 de febrero, ante Hertha Berlín, rompió la marca de Mirko Votava como el futbolista más longevo en convertir por Bundesliga (40 años y 121 días), y este 4 de mayo, con 40 años y 213 días, volvió a dejar su nombre en la historia del fútbol teutón estirando su récord.

El delantero peruano es también el goleador histórico del Werder Bremen con 150 tantos. En cuanto a la liga, cosecha 196 goles, siendo el sexto jugador con más gritos, y el segundo entre los extranjeros (el polaco Robert Lewandowski lo superó hace poco).

En total, en su carrera, registra 317 anotaciones (11 en Deportivo Pesquero de Perú, 28 en Alianza Lima, 125 en Bayern Munich, dos en Chelsea y una en Colonia).

SU FUTURO

(Fuente: @werderbremen en Twitter)

Mientras se lo menciona para regresar a la Selección de Perú en la Copa América, su padre se encarga de alimentar la ilusión de los hinchas de Alianza, que sueñan con su retorno en junio. Y si bien es sabido que esa decisión es difícil (porque tanto el jugador como la familia están instalados en Europa desde hace dos décadas), Pizarro podría volver a su país, jugar seis meses y retirarse, con 41, en los Blanquiazules.