Christian Noboa, el zar ecuatoriano

Christian Noboa Tello es un mediocampista ecuatoriano que llegó cedido al Rubín Kazán a inicios del año en curso. Con el club en cuestión, logró convertirse en campeón de la Liga Premier de Rusia y de la Supercopa de Rusia en el año 2010, por lo que este préstamo significó la segunda etapa del sudamericano en esta institución. La cesión terminó el pasado 30 de junio, por consiguiente, El Zar regresó al Zenit de San Petersburgo, club que compró su carta en el 2017.

PUBLICIDAD

La carrera del veterano futbolista de 33 años ha sido un constante vaivén dentro del fútbol ruso, pues desde que emigró al balompié europeo, todas las instituciones en las que ha participado a excepción del PAOK Salónica de Grecia, equipo con el que estuvo vinculado únicamente por seis meses-, han sido en este exótico país.

El ecuatoriano debutó profesionalmente en el 2004 con el Emelec, club del cual es hincha y en el que permaneció durante dos años. En él, Noboa consiguió un subcampeonato de Liga y, además, logró instalar a Los Eléctricos en la Copa Libertadores del 2007. Por sus condiciones técnicas y su despliegue físico dentro del terreno de juego, el Rubín Kazán se hizo de sus servicios para la temporada 2007-2008 por poco más de un millón y medio de dólares. Ya en la escuadra europea, el mediocampista, además de los campeonatos ya previamente mencionados, se convirtió en el capitán del equipo y en uno de los mejores futbolistas de la Liga Premier de Rusia.

Para la campaña 2012 el sudamericano decidió emigrar al FC Dinamo Moscú, club en la que permaneció durante dos años y en el que tuvo minutos de juego en la UEFA Europa League. Tres temporadas en la institución de la capital bastaron para que Noboa decidiera emigrar al PAOK Salónica de Grecia para, así, poner fin a siete años consecutivos jugando en la Liga Premier de Rusia.

Después de seis meses en el fútbol griego, el sudamericano tomó la decisión de regresar al balompié ruso para defender los colores del Rostov, institución en la que logró el galardón al mejor futbolista de la primera división rusa en la temporada 2016-2017. Gracias a esta distinción, y a su participación tanto en la UEFA Europa League como en la UEFA Champions League,el Zenit de San Petersburgo lo contrató para la campaña 2017-2018.

A pesar de los constantes cambios de equipos a los que se ha sometido el ecuatoriano, sus números dentro del terreno de juego lo colocan como uno de los jugadores más constantes de la liga rusa y como un futbolista con buenos registros en competencias internacionales. Por si fuera poco, y sin importar su posición en el campo, el sudamericano ha cosechado 54 goles y 43 asistencias en 341 partidos disputados en el fútbol europeo. El involucrarse en el marcador final, para el mediocampista, no es un problema.

Así se describe el exitoso camino de un estandarte para la selección ecuatoriana y un modelo perfecto para los futbolistas latinoamericanos que, de a poco, van surgiendo en las principales ligas del viejo continente. Christian Gamboa es un claro ejemplo de cómo se debe crear una brillante carrera en suelo europeo.