Cerro 1-3 Peñarol, Nahuel Roldán
Fuente: @FedeGallardo24

Entre ayer y hoy se cerrará la décima jornada del Torneo Clausura del Campeonato Uruguayo 2019. Cerro 1-3 Peñarol fue uno de los resultados más destacados de la fecha, no solo por el score ni por la colocación del aurinegro en la tabla de posiciones, tampoco por el doblete del español Xisco o el debut en las redes de Facundo Pellistri a sus 17 años. Sin duda alguna que la nota la dio Nahuel Roldán, el joven delantero del conjunto ‘villero’ hizo un gol propio del Premio Puskás aunque solo sirvió para maquillar el resultado.

Muchos goles interesantes en el Cerro 1-3 Peñarol

Fuente: Juan Razquin

Sin duda alguna que el triunfo carbonero hizo que momentáneamente los dirigidos por Diego López sean punteros de la Tabla Anual hasta que juegue Nacional en el día de hoy. El mirasol busca el tricampeonato y de continuar por esta senda puede conseguirlo de la mano del estratega ex Cagliari.

Yendo a lo importante, a los goles, el mallorquín Xisco Jiménez se destapó con un doblete, su primero en el fútbol uruguayo. Su primer gol llegó como goleador, pescando un rebote dentro del área, el segundo tras un gran pase filtrado de Walter Gargano; el español amagó el remate, se sacó de encima al arquero y estampó el 2-0 parcial. Lleva cuatro goles en Peñarol.

Fuente: Peñarol

Todo era fiesta en la visita y la frutilla la pondría Facundo Pellistri. El extremo de 17 años cazó un rebote cerca del área chica y fulminó a Formento para poner su primer gol en primera división. Nacido el 20 de diciembre de 2001 todavía no llega a la mayoría de edad, pero el ‘Memo’ le dio confianza en el peor momento de su equipo y el juvenil esta respondiendo de gran manera.

El honor y un verdadero golazo de Nahuel Roldán

Fuente: Campeonato Uruguayo

Ingresó a los 68′ en lugar de José Tancredi y a los 82′ haría una verdadera obra de arte. Recibió y aguantó con el cuerpo en zona ofensiva, casi sobre la banda derecha; salió entre dos jugadores, avanzó, enganchó para adentro después hacia afuera, se tomó una pausa, piso la pelota pasó entre dos jugadores otra vez, al tercero una lo dejo parado yendo hacia afuera y remató de zurda, abajo y contra el palo. Un verdadero golazo, que lamentablemente solo sirvió para anotar el tanto del honor. Fue un entretenido Cerro 1-3 Peñarol.