El 16 de mayo volverá a rodar la pelota en Alemania. FUENTE: naciondeportes.com

Vuelve el fútbol en Alemania. En el país teutón se decidió utilizar a la Bundesliga como el caso testigo del mundo. Mediante una reunión, los dirigentes de los clubes y los políticos del país han confirmado el regreso de la Bundesliga para el sábado 16 mayo. Así lo afirmó Christian Seifert, presidente de la Federación Alemana de Fútbol, luego de reunirse con los dirigentes de los 36 clubes de primera y segunda categoría.

“No serán partidos normales”, afirmó Seifert. “Seguirán marcados por la crisis del coronavirus. Sabemos que jugamos bajo observación y bajo ciertas condiciones. Cada uno tiene que tener claro que jugamos bajo libertad condicional. Espero que todos y cada uno cumpla con su responsabilidad”, concluyó.

Con muchas restricciones, se reanudará la competencia que tiene pendiente nueve jornadas para su finalización. En cuanto a la tabla de posiciones, el Bayern estaba primero con 55 unidades. Por detrás se encuentran el Borussia Dortmund con 51 y el RB Leipzig con 50. En tanto en la parte inferior de la tabla, el Paderborn es colista con 16 unidades y el Werder Bremen es penúltimo con 18.

Lo cierto es que se trata de un país que ha controlado muy bien a su sociedad respecto a la pandemia. Ahora ha comenzado la etapa de reiniciar la vida laboral muy de a poco. Porque no solo el fútbol volverá, sino que empezarán a abrir los restaurantes a cielo abierto y una semana después el resto de los locales de comida.

La clave fue el manejo político que hubo en el país, el cual tendrá en observación a todos los demás para ver cómo se van a dar dichos partidos. “Podremos volver a jugar porque tenemos la suerte de vivir en un país que tiene uno de los sistemas sanitarios más modernos y más eficaces del mundo lo que, si somos honestos, muchos no veíamos así antes de esta crisis”,  dijo el presidente de la Asociación de fútbol de Alemania.

Las normas aplicadas, como caso testigo del mundo

Tomando muchas medidas precautorias, vuelve el fútbol. FUENTE: fcbayern.com

La vuelta del fútbol tendrá sus restricciones. Para empezar, se les han realizado test de coronavirus a todos los planteles y cuerpo técnico. Aquellos que den positivo quedarán afuera de la competencia. Eso sí, cada 15 días volverán a realizar los estudios. Los partidos se jugarán a puertas cerradas con un máximo de 300 personas en la cancha contando ambas delegaciones.

El periodismo estará restringido y se reducirá a la mínima cantidad posible. Las concentraciones de los equipos deberán seguir ciertas reglas protocolares. Distanciamiento obligatorio y la temperatura de las habitaciones deberán superar los 20 grados. Los vestuarios se podrán utilizar solamente durante los partidos y manteniendo la distancia reglamentaria entre las personas.

En cuanto al juego en sí, falta la confirmación de la FIFA para que le autoricen la posibilidad de realizar hasta cinco modificaciones, dos más de las reglamentarias en situaciones normales. Según explicó un médico representante de la Liga, el motivo de esta solicitud se basa en que “los riesgos de lesiones son mayores”. Con todo esto, el planeta observará cómo empieza a rodar la pelota mientras la Bundesliga se establece como un caso testigo.