Carlos Sánchez, el aventurero colombiano

En el último día de fichajes del mercado en Inglaterra, el West Ham añadió a sus filas otro jugador del continente americano y se trata de Carlos “La Roca” Sánchez, quien firmó hasta 2020 con los hammers. Tras un semestre con el Espanyol en LaLiga, el cafetero tendrá su segunda aventura por Inglaterra.

Pese a que Sánchez es un contención ideal para limpiar la zona en el mediocampo, es evidente que el hecho de llegar a su sexto club significa que no ha podido afianzarse en los equipos (Elche, Aston Villa, Fiorentina y Espanyol) por los que ha pasado tras su buen paso con el Valenciennes de Francia de 2007 a 2013. Bueno, hay que recordar que en el Elche se tuvo que ir por la crisis financiera que sufrió el conjunto español en 2014; sin embargo, es innegable que su primera etapa en Inglaterra no resultó, pues fue parte de la plantilla que provocó el descenso del Aston Villa en la Premier League.

Desde su llegada al Elche hasta su etapa con el Espanyol, el colombiano ha jugado un total de 153 partidos, lo cual no puede ni superar los 178 que disputó en sus seis temporadas con el Valenciennes. No obstante, a sus 33 años, es ahora o nunca para “La Roca”, pues llega a un equipo que se reforzó bastante bien en el mercado de fichajes (Felipe Anderson, Andriy Yarmolenko, Lucas Pérez, Fabián Balbuena, Jack Wilshere, Ryan Fredericks y Lukasz Fabianski) y que contrataron a un entrenador (Manuel Pellegrini) que toma muy en cuenta a los jugadores latinoamericanos.

Fuente: Soy Fútbol

Con la salida de Cheikhou Kouyaté al Crystal Palace, Sánchez tiene la oportunidad de pelear por la titularidad con Pedro Obiang, pues parece ser que el otro contención en la línea de dos mediocampistas que Pellegrini utiliza normalmente, será disputado entre Jack Wilshere y Mark Noble. Su manera de recuperar balones es una de sus ventajas para aparecer en el XI inicial, pero lo que le permitirá afianzarse en el medio sector del West Ham será la constancia que el colombiano tenga durante la temporada.

Carlos Sánchez es un mediocampista hecho a la antigua, sin mucho aporte hacia el ataque y con poca técnica individual -por no decir torpe con el balón-, pero su marcaje es estupendo. Además cubre muchísimo terreno, lo cual es ventajoso para el segundo contención, ya que esto le daría la oportunidad a Wilshere y Noble de sumarse al ataque. Es el jugador ideal para la destrucción de juego del rival.

A pesar de que su actuación en la Copa del Mundo de Rusia 2018 no estuvo ni cerca de mostrarnos su mejor versión (de hecho, por ratos él era la razón del desequilibrio de Colombia), el hecho de que un técnico tan experimentado en Europa como lo es Pellegrini se haya fijado en él es porque sabe que es un jugador que le puede ayudar bastante en las transiciones defensivas. Eso sí, en su etapa con el Espanyol se le veía demasiado apresurado, pues su timing para salir a presionar no era el adecuado, así que tendrá que jugar más concentrado si quiere tener muchos minutos con el West Ham.

El trabajo de Pellegrini con “La Roca” será fundamental, ya que debe entender que el colombiano debe mejorar en su trato a la pelota al momento de dar un pase de salida o repartir juego a las bandas. Respecto a la recuperación, sólo necesita que no baje su ritmo, pues Carlos es un jugador totalmente físico, que roba balones por potencia y en el juego de choque es una garantía. En fin, esta podría ser la última oportunidad en Europa para el aventurero colombiano… tiene características para salir avante, pero necesitará trabajar de manera ardua.