Queiroz, DT Colombia

El 7 de febrero se cumplió un año desde que Carlos Queiroz asumió como seleccionador del equipo masculino mayor de Colombia. Desde entonces, la Selección ha jugado diez amistosos y cuatro partidos por Copa América a su mando. Sin embargo, a pesar de sumar ya un torneo y varios encuentros más, el técnico aún no pisa el estadio Metropolitano, casa de la Selección en la ciudad de Barranquilla. Su estreno en el Coloso iba a ser este 27 de marzo contra Venezuela, pero la crisis del Covid-19 y la posterior suspensión de los partidos aplazó el debut.

Sí jugó en El Campín

Si bien su presentación en Barranquilla tendrá que esperar, Carlos Queiroz puede decir que ya mostró a su equipo en Colombia. El 3 de junio, la Selección jugó contra su homóloga de Panamá en la capital cafetera. William Tesillo abrió el marcador de cabeza en el minuto 6, Luis Muriel marcó el segundo sobre el minuto 38 y Radamel Falcao firmó el tercero de penal en el minuto 45.

PUBLICIDAD

Ese fue el único día que la hinchada colombiana pudo ver la estrategia de Queiroz en un estadio nacional. A ese buen encuentro le siguió un 0-3 en Lima contra Perú. Luego, la Selección Colombia jugó una muy buena primera ronda de la Copa América y cayó ante Chile en los cuartos de final por penales.

Carlos Queiroz, Selección Colombia, Eliminatorias
Carlos Queiroz se toma una foto con aficionados colombianos | Twitter Carlos Queiroz

 

A pesar de sus resultados, aún no convence

De los catorce encuentros que ha dirigido, solo ha perdido dos, empatado cuatro (incluido la igualdad que se definió en penales contra Chile en Brasil 2019) y ha ganado ocho. Sin embargo, un sector importante de los aficionados le critican su estrategia de juego vertical y directa. El segundo semestre de Colombia no fue el mejor, tuvo varios jugadores importantes lesionados y duró tres partidos sin anotar un gol.

El partido contra Venezuela iba a ser una prueba de fuego para Carlos Queiroz, pues la Selección suele sacar muy buenos resultados en el Metropolitano de Barranquilla. El portugués tenía la fortuna de contar con casi toda la base de su equipo y solo el mal estado de forma de James Rodríguez generaba dudas.

El duelo podía servir para que, por fin, Carlos Queiroz se afianzara en el puesto y se ganara el corazón de la hinchada barranquillera, que es crucial en la carrera de cualquier seleccionador colombiano que use el Metropolitano como estadio local. Lamentablemente, la Arenosa deberá esperar para ver al que ya es entrenador de Colombia hace más de un año.