Fuente: Fox Sports

El jugador brasileño del Al-Ain FC, Caio Lucas Fernandes, dio la sorpresa en el Mundial de Clubes por su papel ante River Plate y los partidos anteriores a este. Su velocidad, habilidad, visión de juego y la sangre brazuca que pone cuando juega, cautivó a más de un futbolero y, por qué no, a más de un club europeo.

INICIOS

Nació en 1994 en Sao Paulo, Brasil. Hizo las divisiones inferiores en el São Paulo Futebol Clube, pero no alcanzó a debutar en Primera División debido a que armó sus valijas y se fue al fútbol asiático, más precisamente Japón. Jugó en el Chiba Kokusai High School hasta 2014, cuando el Kashima Antlers se hizo con sus servicios.

SU ESTANCIA EN KASHIMA  

Desde su primera temporada, Caio demostró su potencial y de lo que era capaz de darle al equipo. Se desempeñó en varias posiciones, pero principalmente como extremo izquierdo, que es su posición natural. Jugó un total de 37 partidos, donde marcó nueves goles y asistió cinco veces a sus compañeros. Más allá de sus números, sus filigranas y gambetas rápidas lo llevaron a ganar el premio al Novato del año de la J League en su primer año con el Kashima.

Fuente: J.League

Su nivel iría en aumento y comenzó a ser una de las joyas del Antlers. En su segundo torneo, el brasileño se afianzó tanto en la banda izquierda de la ofensiva del equipo nipón, como en el 11 inicial. Esa temporada disputó 42 cotejos, marcó 13 goles y brindó ocho pases de gol.  

Fuente: Zimbio

Fernandes, con 22 años, participó en 100 partidos con la camiseta del Kashima Antlers luego de disputar 21 encuentros en la temporada 2015-2016, donde anotó seis dianas y dio tres asistencias. En julio del 2016, fichó por el Al-Ain FC de los Emiratos Árabes Unidos.

LEA TAMBIÉN:  Wesley anota en su partido 100 con el Brujas

ARRIBO AL FÚTBOL ÁRABE

Caio, desde el minuto cero, dejó en claro porque fueron a buscarlo. En su primera temporada comenzó a jugar más por el centro de la ofensiva, pero siempre se mantuvo firme por el extremo izquierdo del campo. Dijo “presente” en 40 partidos en su primer año en el equipo árabe, donde convirtió 17 tantos y ayudó a que sus compañeros marcaran en 14 ocasiones.

Fuente: Twitter Oficial del Jugador

Luego del gran arranque que tuvo, Lucas bajo su rendimiento goleador pero seguía sacando diferencias en el verde para poder asistir a sus compañeros. En su segunda temporada, jugó 25 partidos, dio 14 asistencias y marcó seis goles.

Esta temporada levantó su nivel y acarrea un rendimiento parejo, lleva 15 cotejos jugados donde ha anotado cinco goles y brindado nueve asistencias. Uno de esos goles, ante River Plate, actual campeón de la Copa Libertadores, para empatar el partido 2 a 2. 

Fuente: LaRepublica.pe