América de Cali juega de local en Miami por Libertadores

Aunque el River vs Boca en el Santiago Bernabéu es una locura impensada para todos, lo cierto es que ya se jugaron partidos de Copa Libertadores fuera de Sudamérica.

Lo que sucedió entre River y Boca por la actual final de la Copa Libertadores supera a la ficción. Hace un mes era muy difícil pensar que una final continental sudamericana tendría como sede el territorio español. Desde que se confirmó la noticia, el ambiente entre jugadores, hinchada, periodismo y espectadores es completamente atípico. Lo que muchos no recuerdan es que América de Cali y Atlético Nacional tuvieron que jugar sus partidos de la Libertadores de 1991 fuera de Colombia.

La razón, como en el caso de River y Boca, fue la misma: la violencia. En 1990, Vasco da Gama fue a jugar en Medellín contra Atlético Nacional y los brasileños denunciaron que fueron amenazados durante su estancia. Consecuencia de ello, ningún equipo colombiano pudo jugar la siguiente edición en su país.

Fue así como Nacional y América se buscaron la vida en otros horizontes. Quedaron los dos en el grupo 5 junto a Atlético Táchira y Sport Marítimo. Se enfrentaron en San Cristóbal entre colombianos, en donde Nacional fue local y perdió 0-2.

Sin embargo, la gran sorpresa llegó cuando ambos combinados se enfrentaron el 31 de marzo de 1991 en Miami con América de local. Ganó “el rojo” 1-0. El tema no terminó ahí, pues tanto Nacional como América enfrentaron a sus rivales venezolanos como locales en Miami. Al final, los dos conjuntos de Colombia avanzaron a la siguiente fase.

Se encontraron en cuartos de final. Ahí, América de Cali decidió hacer las veces de local en Los Ángeles el 16 de mayo. El partido último partido de esa edición que se jugó en territorio norteamericano terminó 0-0. La vuelta sí se jugó en Sudamérica: en San Cristobal, y Nacional ganó 2-0, por lo que siguió a semifinales. En esa instancia, enfrentó a Olimpia de Paraguay, pero jugó en Venezuela como local.

Foto: Deporte Gráfico