Luego de una extensa fecha FIFA, el fútbol volvió a la Premier League de la mano del Everton, que triunfó por 2-0 frente al West Ham de local. Varios brasileños estuvieron en cancha, pero el que en verdad se destacó fue Bernard, quien se despachó con un verdadero golazo.

El encuentro se abrió rápidamente a los 17 minutos de juego, luego de una brillante y clásica jugada individual de Bernard, que dejó parados a todos los defensas en el área y definió muy bien frente a la salida del arquero. Desde allí fue todo del Everton. Muchas llegadas al arco rival, buenos desbordes por las bandas con Walcott y el joven brasileño Richarlison, y el control de la pelota. Finalmente, Gylfi Sigurdsson sentenció el partido con otro golazo, esta vez desde afuera del área.

Fuente: Reuters

Con el resultado de hoy, los dirigidos por Alexandre da Silva comienzan a revertir su mala imagen mostrada partidos anteriores. Ya sea por la imposibilidad de sumar puntos, como por la falta de buen juego. Hoy el asunto no fue así, ya que no solo consiguieron los tres puntos, sino que el equipo jugó un buen partido y se ubica en la duodécima posición de la tabla. Por otra parte el West Ham suma su cuarto partido sin ganar y se ubica décimo en la liga.

Además de Bernard, hubieron el encuentro varios latinos. Yerry Mina (Colombia), Manuel Lanzini (Argentina) y Felipe Anderson y Richarlison (Brasil) son figuras en sus respectivos equipos. Esto da cuenta una vez más de la importancia del fútbol sudamericano en Europa y en el mundo, y orgullosos deberíamos de estar por ello.

Ficha técnica

Everton (4-2-3-1): Pickford; Sidibé, Keane, Mina (Holgate, 90+4′), Digne, Gomes, Davies, Walcott (Kean, 86′), Iwobi (Sigurdsson, 87′), Bernard y Richarlison.

West Ham (4-1-4-1): Roberto; Fredericks, Diop, Ogbonna, Masuaku, Rice, Fornals (Wilshere, 63′), Noble (Ajeti, 74′), Lanzini, Felipe Anderson (Yarmolenko, 46′) y Haller.