Fuente: Bayern Munich.

Se terminó el fútbol en Alemania, al menos, hasta después de la Copa América. Y el Bayern Munich volvió a ser el protagonista. Después de ganar la Bundesliga por amplia diferencia (le remontaron 9 puntos al Borussia Dortmund), los bávaros se consagraron campeones en la DFB Pokal después de golear por 3-0 al RB Leipzig.

Un partido que fue dominado de punta a punta por el Bayern y que tuvo un detalle: ningún jugador latino participó de la final. James Rodríguez quedó fuera de la convocatoria a última hora y no integró el banco de suplentes.

PUBLICIDAD

 

OTRA COPA A LAS VITRINAS

Robert Lewandowski -con un doblete- y Kingsley Coman fueron los artífices de un nuevo título para el equipo alemán. El polaco alcanzó los 190 gritos con la camiseta del Bayern y tan solo le llevó 5 temporadas lograrlo. Pero no solo ellos dos fueron los protagonistas, sino que Manuel Neuer también fue clave para mantener el arco en cero en la final disputada en el Estadio Olímpico de Berlín.

Sin ser una campaña estelar, los dirigidos por Niko Kovac se quedaron con el doblete local y ampliaron la diferencia con respecto al resto. Con este título, el Bayern Munich alcanzó su 19º Copa de Alemania y estiró la brecha con su inmediato perseguidor: Werder Bremen, con seis títulos.

De las últimas 10 ediciones de Copa de Alemania, siete fueron conquistadas entre el Bayern y el Borussia Dortmund. Un dato claro que refleja el amplio dominio de estos dos equipos.

Este doblete le trae cierto alivio al conjunto alemán debido a que era algo que no lograban desde la temporada 2015/16, cuando Pep Guardiola era el técnico y había ganado Bundesliga y DFB Pokal. La Champions League les viene siendo esquiva, pero en el ámbito local son amplios ganadores hace mucho tiempo.

 

Bayern Munich, DFB Pokal, Lewandowski
Fuente: Invictos.

DESPEDIDA A LO GRANDE

El triunfo sobre el RB Leipzig no solo significó una nueva estrella al Bayern Munich, sino que también marcó el último partido para tres emblemas: Arjen Robben, Frank Ribery y Rafinha. Ya se habían despedido entre lagrimas en el Allianz Arena levantando la séptima Bundesliga y hoy disputaron su último encuentro con la camiseta roja. Previamente, habían sido homenajeados y despedidos en las instalaciones del club.

Arjen Robben y Frank Ribery dejan un legado. Una dupla ofensiva que marcó una era tanto en Alemania como en los ojos de todo el mundo. Dos jugadores que se cansaron de ganar títulos –Champions League 2012/13 ante el Dortmund, la más recordada– y que también se cansaron de regalar goles y asistencias. Son el uno para el otro.

Ambos, junto con Rafinha, se despidieron de la mejor manera que lo puede hacer un jugador: en el verde césped, rodeado de los compañeros y familiares y levantando un trofeo. Un cierre feliz.

 

Bayern Munich, Arjen Robben, Frank Ribery, Rafinha, Bundesliga
Su despedida en el Allianz Arena. Fuente: Bayern Munich.