Carlos Bacca saca oro de Butarque

Fuente: EFE

El colombiano Carlos Bacca anotó el único gol en el Leganés 0-1 Villarreal, dándole la victoria al submarino amarillo, que no sabía lo que era ganar en esta edición de LaLiga Santander y necesitaba con urgencia los tres puntos para alejarse de la zona de descenso.

Leganés no se los iba a dar sin pelea, siendo el primer tiempo casi un monólogo del equipo pepinero. Bacca no salió de titular y el mediocampo amarillo, dirigido por Morlanes y Trigueros, apenas pudo armar juego ante la constante presión de sus rivales. Leganés se acercó con dos ocasiones claras de El Zhar y Carrillo, pero la pelota no entró y ahogó los gritos de la afición.

En el segundo tiempo se niveló la balanza, quizá porque el Leganés no salió con el mismo físico del inicio, o porque Javier Calleja, técnico amarillo, dio una charla enérgica a sus jugadores en el descanso. Lo cierto es que el Villarreal despertó y el partido se convirtió en un ida y vuelta durante los primeros minutos de la segunda parte.

Sin embargo, en un partido tan inestable, desperdiciar oportunidades puede significar una derrota, por lo que Calleja movió el banco. Primero entró Fornals por Raba y luego Carlos Bacca por Ekambi. Los dos emergentes ya son marca de la casa y no demoraron en pagar su entrada. Fornals provocó una falta lejana en el minuto 64. Layún mandó la pelota al área y Bacca, que había entrado 2 minutos antes, la peinó hacia atrás con esa sutileza que solo los goleadores natos tienen y la caprichosa se coló, por fin, en el segundo palo.

Aunque el estadio quedó silenciado por un momento, el partido no se apagó. El mismo Carlos Bacca tuvo otra oportunidad de marcar, pero remató muy centrado. Incluso el árbitro González Fuertes anuló un gol de Michael Santos por fuera de juego en el minuto  87. El partido acabó con el 0-1 en el marcador y Calleja tiene ahora la duda de si vale la pena guardar a un jugador consagrado en España como Bacca por una hora en el banquillo.