El tacón más nostálgico de Carlos Bacca

Carlos Bacca, Villarreal, Sevilla, Bacca, España, Asistencia
Carlos Bacca asiste de tacón a Ekambi contra el Sevilla. | Fuente: Futbolete

Ante el Sevilla, su exequipo, y con la camiseta de un Villarreal venido a menos, Carlos Bacca se acordó de sus mejores épocas con una asistencia hermosa.

El fútbol no espera a nadie. Carlos Bacca era hace cuatro años la máxima figura del Sevilla multicampeón de Europa League. Después de cada gol que marcaba en el Sánchez Pizjuán, por las redes viajaba su foto de pescador en la playa de Puerto Colombia. “Un pescador de goles” decíamos todos. El eterno puente temporal entre esa foto y la que colmaba las portadas del lunes en Sevilla y España era el ejemplo perfecto, incluso ideal, de cómo con trabajo se consigue el éxito. Hoy, mientras el colombiano lucha con más corazón que fútbol por no descender con el Villarreal, esas imágenes (la del pescador y la portada) parecen ser para muchos parte de otra historia, si no de otro universo.

Lea también: Real Madrid 1-2 Girona: a Stuani le gusta el merengue

Para quien no lo recuerde, Carlos Bacca fue alguna vez la gran promesa del fútbol colombiano. Entre 2009 y 2011, anotó un promedio de 24 goles por temporada. Para quien lo haya olvidado, Bacca reventó los arcos belgas con Brujas y ganó dos Europa League con el Sevilla. Para quien le recrimine el penal fallado contra Inglaterra, Carlos anotó tres goles en marzo de 2016 con Colombia, cuando Falcao no daba señales de vida, que equivalieron a seis puntos cruciales durante las eliminatorias a Rusia 2018. Para quien le llame ‘paquete’, el colombiano anotó 34 goles en un Milan que no hilaba dos ideas. Bacca, aunque pocos lo sepamos, se graduó de crack en muchas ocasiones.

LEA TAMBIÉN:  Seamos justos con Yerry Mina

Por eso, su asistencia de taco en el 2-0 de Ekambi contra el Sevilla es mucho más que una bella obra de arte. Ese pase atrevido es la terquedad de un talento que se niega a morir en el descenso. Puede que los años pasen factura, que Bacca no vuelva a ser el mejor nueve de la liga española, pero siempre será ese pescador insistente que se convirtió en estrella. El delantero de Puerto Colombia seguirá dando todo de él por ver a su equipo marcar un gol. Si bien es verdad que en el fútbol no se vive solo de la intención, pocos la tienen al nivel de Bacca.

Por eso, si el Villarreal mantiene la categoría, ojalá en algún lugar de la prensa española veamos otra vez la foto del pescador, esta vez junto a la de Bacca, vestido de amarillo, sonriendo con el estadio La Cerámica de fondo. Quizá entonces el fútbol, ese que no lo esperó y que le olvida poco a poco, recuerde sus épocas de mejores glorias, pues ese delantero colombiano es más que un tacón elegante en el área.