Independiente
Fuente: Independiente

Después de 245 días, Independiente vuelve al plano internacional. El sorteo de la Copa Sudamericana emparejó al ‘Rojo’ con Atlético Tucumán por los 16avos de final. Unos viejos conocidos, ya que, la última vez que se vieron las caras en la Copa fue en 2017, año donde el Rey de Copas sumó otra estrella más y el partido contra ‘El Decano’ tuvo un toque de mística que suele tener el equipo de Avellaneda.

La vuelta de Independiente a la competencia oficial

En febrero, de forma agónica, Independiente convirtió el gol de la clasificación frente a Fortaleza en Brasil. Fue gracias a una gran jugada de Alan Velasco y Fabricio Bustos, con algo de suerte, marcó el pase directo a la segunda fase. Ocho meses después, Lucas Pusineri tiene una parada brava. Con muchas salidas importantes del equipos titular, un puñado de refuerzos y juveniles que tienen que ponerse -casi- el equipo al hombro.

Imagen
Fuente: Independiente

Pusineri y ‘Los Diablos Rojos’ saben que tiene que seguir disputando la competición y con la obligación de ganarla. Por cuatro motivos, el dinero, la clasificación a la próxima Copa Libertadores, sumar una copa más y pasar a ser el equipo que más veces obtuvo la Sudamericana.

Christian Ferreyra, de Uruguay, será el árbitro del encuentro. Será la tercera vez que un juez charrúa este en un partido del equipo de Avellaneda jugando de local. En 2010 frente a Liga de Quito perdió 3-2, con el mismo rival en 2011 fue derrotado 2-0, empató con Olimpia 0-0 en 2015 y en 2017 venció 1-4 a Nacional de Paraguay.

Se sabe que en el partido de vuelta Andrés Cunha será el referí. El oriental, tendrá su tercer partido marcando el silbatazo inicial con Independiente en cancha. Siempre ganó el local 1-0 versus Arsenal en 2015 y en 2017 2-0, con varias polémicas, contra Atlético Tucumán.

En 2017 se dio el único cruce internacional entre los de Avellaneda contra los de Tucumán. En la ida vencieron los del Norte por 1-0 y en la vuelta jugada en la Provincia de Buenos Aires, ganó Independiente 2-0. Leandro Fernández y Martín Benítez los autores de los tantos. Ese año la copa se quedaría sumaría a las vitrinas del ‘Rey de Copas’.