Barcelona y Juventus intercambian a Arthur y Pjanic. Fuentes: Getty Images y Cope

Tras semanas de rumores, Barcelona y Juventus hicieron oficial el trueque Arthur-Pjanic. El club catalán abonó 60 MDE más diez en variables por el bosnio, mientras La Vecchia Signora desembolsó 72 más cinco por el brasileño. La operación ha concluido con una plusvalía de 12+5 MDE para los culés, que necesitaban ingresar fondos antes del martes, cuando concluya el presente ejercicio. Ambos jugadores se incorporarán a sus nuevos clubes el próximo 1 de septiembre, luego de finalizar la temporada.

La Juventus incorpora a un interior muy habilidoso con el balón en los pies, virtuoso en el juego asociativo y de mucho futuro (tiene apenas 23 años). La adaptación de Arthur a las exigencias del fútbol europeo fue inmediata, por lo cual parece que se acoplará fácilmente al Calcio. Su perfil aportará mucho al juego de posesión de Sarri, a quien le urgía contar con un jugador de las características del brasileño para potenciar su sistema. La facilidad que posee el ex-Gremio para jugar entre líneas y conectar con sus compañeros beneficiará mucho a la 4-3-3 (en ocasiones 4-4-2) de la Juventus.

Sin embargo, la salida de Pjanic obligará a La Vecchia Signora a reforzar la posición de mediocentro. Aunque Bentancur puede desempeñarse en la base, es un futbolista sumamente diferente al bosnio y explota sus cualidades actuando como interior. Incluso el propio Arthur, gracias a su versatilidad y capacidad de construcción de juego, podría jugar de regista si la Juventus lo necesitara, pero su rol principal en el equipo lo desarrollará como interior. Por lo tanto, el conjunto turinés deberá salir al mercado en busca de un ‘5’. La opción más lógica sería la de Sandro Tonali, pero esa es harina de otro costal.

Fuente: Getty Images

En cuanto a Pjanic, se trata de un armador de juego extremadamente inteligente que goza de una visión y lectura de juego prodigiosas. Destaca también por sus certeros disparos de media y larga distancia. Pero, ¿qué suma el bosnio al Barça? A decir verdad, no demasiado. Los culés tienen más que cubierta la posición de regista, por lo que no será titular, al menos, actuando como tal. Busquets, cuyo trabajo defensivo es muy superior al que ofrece Pjanic, es inamovible en el esquema del Setién (4-3-3) y ha obligado a De Jong a desempeñarse mayoritariamente como interior. El neerlandés no se ha terminado de adaptar a este rol, pero sabe de sobra que tomará el testigo de Busi cuando llegue el momento.

Pjanic podría seguir por la misma vía que De Jong si desea sumar la mayor cantidad de minutos posibles. Sin embargo, actuar de interior implica un desgaste físico muy superior al que exige jugar en la base. A sus 30 años, el bosnio, de corte posicional, ha tocado techo y, paulatinamente, su rendimiento ha comenzado a decaer. Esto no significa que haya perdido calidad en sus pies, pero su físico puede limitarle. Respecto a esto último, cabe destacar el envejecimiento de la medular del Barça. Vidal (33), Rakitic (32), Busquets (31) y el propio Pjanic (30) superan la treintena.

Fuente: Fichajes.com

¿QUÉ EQUIPO SE BENEFICIA MÁS?

Aunque, como puntualicé anteriormente, la Juventus deberá buscar un sustituto para Pjanic, el conjunto italiano no deja de ser el gran ganador de este trueque. Incorpora a un jugador que se amolda a las necesidades del entrenador y deja ir a otro que, si bien es una pieza importante del equipo, poco a poco demuestra que su rendimiento va en descenso. Dado que el bosnio tiene 30 años, ingresar 60 MDE por él es una gran noticia para la entidad turinesa. Al margen del dinero que obtiene, el Barça se hace de un jugador que no necesita. Ya cuenta con futbolistas de su perfil y debería priorizar el reforzamiento de otras zonas, como la delantera.