Alario y Ocampos, la fórmula riverplatense de Argentina

Fuente: Fox Sports.

La Selección Argentina logró un empate frente a Alemania en un amistoso disputado en el Signal Iduna Park del Borussia Dortmund. El partido finalizó 2-2 y la figura de la cancha fue Lucas Alario. El ex River marcó el descuento de cabeza y después fabricó una gigantesca jugada para asistir a Lucas Ocampos, otro ex River, que decretó el empate final.

DE RIVER AL MUNDO

Alario y Ocampos. Una fórmula impensada. Argentina no la estaba pasando bien frente a los alemanes, que se pusieron en ventaja rápido en el primer tiempo. A los 15′, Serge Gnabry puso el primero y seis minutos después Kai Havertz aumentó la ventaja. Los dirigidos por Lionel Scaloni no hacían pie en la mitad de cancha. Poca marca y mala ocupación de espacios, sumado al flojo rendimiento de Marcos Rojo en la defensa.

Para el segundo tiempo ingresaron Alario y Ocampos y allí, junto con la levantada de Leandro Paredes, Argentina cambió la cara y se metió en partido. Alemania comenzó a regular y a bajar el nivel. Y los resultados no tardaron en verse. A los 20 minutos, Marcos Acuña envió un centro desde la izquierda a la cabeza de Lucas Alario. La pelota soñada a la cabeza de un goleador. Testazo y a cobrar. Un gol muy parecido al que le hizo a Tigres con la camiseta de River en la final de la Copa Libertadores 2015. Y segundo gol para Alario con la selección, el primero oficial (había marcado en un amistoso con Singapur)

El descuento le dio un envión anímico a la Albiceleste y cuando faltaban seis minutos para que el árbitro pitara el final, llegó el empate. Leandro Paredes ubicó a Lucas Alario entre lineas y el ex Colón de Santa fe recibió la pelota. Se animó, encaró, apiló a dos alemanes y le dejó la pelota servida a Lucas Ocampos, que solo tuvo que empujarla. Debut absoluto en la Selección Argentina para el jugador del Sevilla y primer gol. Un sueño hecho realidad.

LEA TAMBIÉN:  Leverkusen-Stuttgart: Duelo entre argentinos para salir del fondo
Alario, Ocampos, River
Fuente: Diario Olé.

 

HAY MATERIAL

La convocatoria de Lucas Alario había sido mirada de reojo por la prensa y por los hinchas. El Pipa no está pasando su mejor momento en el Bayer Laverkusen pero eso poco importó y Scaloni se lleva una gran certeza: puede contar con Alario de cara a lo que viene. Nos guste o no, es un goleador nato, que tiene el arco entre ceja y ceja y que puede darle mucho a esta Selección Argentina en proceso de reconstrucción. Lo mismo para Lucas Ocampos. Sangre joven y con ganas de triunfar. Y la frutilla del postre: ambos explotaron en River Plate, cuna de talentos por excelencia.