Adrían Luna, Melbourne City
Fuente: Melbourne City

En octubre comenzó la temporada de la Hyundai A-League 2019, mejor conocida como la liga de Australia. Hace unas semanas comentábamos que un ex Melbourne City como Bruno Fornaroli entonó su primer grito sagrado en el torneo, lo hizo para el Perth Glory ante Wellington Phoenix. Ayer, Adrián Luna hizo lo propio, convirtió su primera diana en el fútbol oceánico en el triunfo ante Central Coast Mariners por 3-1, su gol fue el 2-0 parcial. Con este resultado, su club se coloca primero de forma provisional, esperando lo que haya el Western Sydney.

Primer gol oficial para Adrián Luna en Australia

Fuente: Melbourne City

En agosto había convertido en un amistoso ante Bentleigh Greeens, siendo victoria para el elenco del Grupo City por 3-0. Demoró casi un año y dos meses en volver a anotar de forma oficial, su último grito de gol fue en suelo mexicano cuando vestía la camiseta del Veracruz. Fue triunfo 3-2 de su ex club ante Toluca.

Su tanto de ayer fue con el manual del puntero o wing como llaman algunos. Un centro a media altura desde la izquierda llegó al punto dle penal, allí llegó el ‘Fushi’, para anticipar al zaguero, cambiar la dirección del balón y estampar el 2-0 a los 58′ de juego.

Fuente: Melbourne City

Hasta el momento lleva seis partidos disputados con la camiseta de Melbourne City.

Pasaron 364 días para que un uruguayo vuelva a marcar con Melbourne City

Resultado de imagen para bruno fornaroli melbourne city vs wellington phoenix
Fuente: News Corp Australia

Casualidades o causalidades del fútbol. Como mencionamos antes, Bruno Fornaroli fue el primer uruguayo en anotar en esta temporada y también el último en gritar un gol con la camiseta de Melbourne City. El 9 de noviembre, pero del año pasado, el ‘Tuna’ convertiría un gol en la victoria 2-0 sobre Wellington Phoenix. Además ambos goles llegaron por la misma vía, centro a media altura desde la banda izquierda y definición con el pie derecho casi al punto del penal, creer o reventar.

LEA TAMBIÉN:  Javier Cabrera y Adrián Luna, compañeros en Australia