Dávinson Sánchez, gol
Dávinson Sánchez remata a gol tra tocar con la mano el balón | Premier League

Tottenham, con Dávinson Sánchez en la cancha, le ganó 3-2 al Bournemouth por la jornada 14 de la Premier League. Jefferson Lerma estuvo en el equipo visitante. Dele Alli anotó los primeros dos goles del encuentro, Moussa Sissoko firmó el tercero. Harry Wilson, con un hermoso tiro libre, descontó para el club de la ciudad del sur británico y sobre el final marcó el segundo en área grande. Son dio la asistencia para el primer y el tercer gol e hizo un partido destacado.

Desde la llegada de José Mourinho, los Spurs llevan tres victorias en tres encuentros y diez goles anotados. Sin embargo, el portugués aún no ha conseguido que su equipo deje el arco en cero y el portero argentino Paulo Gazzaniga, suplente del lesionado Hugo Lloris, ha encajado cinco goles con el nuevo entrenador.

Dávinson Sánchez tocó con la mano previo a su gol

Son ya once los meses que pasaron desde que el defensa central colombiano anotó su último gol. La racha pudo haberse cortado hoy. Después de una pelota parada y un disparo, la pelota rebotó en el cuerpo de Dávinson Sánchez (incluida su mano) y se frenó en sus pies para que anotara el gol dentro del área a placer. El colombiano no celebró con mucha euforia, quizá seguro de la nulidad que venía.

El último gol que anotó con el Tottenham fue el 10 febrero de este año contra el Leicester City, cuando los Spurs aún jugaban en Wembley. El equipo sacó de esquina en corto y Eriksen recibió en la media distancia. El danés mandó un centro cruzado y Dávinson Sánchez, de palomita, anotó un golazo digno de un buen cabeceador.

LEA TAMBIÉN:  De ídolo a desempleado: ¿qué fue de Paulo César Arango?

Jefferson Lerma pudo ver la roja

Sobre el cierre del partido, en el minuto 89, tras una falta sobre la mitad de la cancha. Dele Alli y Jefferson Lerma entraron en una discusión. El colombiano empujó al inglés y este se tiró al piso alegando un golpe en la pierna. El altercado generó un intercambio de empujones entre varios jugadores que no pasó a mayores. El árbitro le mostró la amarilla a Jeffersson Lerma y el VAR, tras revisar la jugada, confirmó la decisión del central.